Inglaterra, Bélgica-Italia y trámite para Francia

By
Updated: diciembre 12, 2015
baleee

La anfitriona y Portugal fueron las más beneficiadas del sorteo. Ni ingleses ni belgas lo tendrán fácil. Alemania ante Lewandowski.

Grupo A (Francia, Rumanía, Albania y Suiza)

Muy sencillo para los anfitriones franceses. Rumanía será su rival en el partido inaugural del 10 de junio en Saint-Denis. Los rumanos basaron sus esperanzas en la fortaleza defensiva, aunque en cambio les costó mucho hacer goles. Su mejor hombre es el portero Tatarusanu. Suiza, desde luego, se presenta como el rival más duro para los galos, aunque tampoco debería entrañar excesivo problemas. En la fase previa, por ejemplo, no pudieron en ninguno de los dos partidos con Inglaterra. Por último, Albania es una de las más agradables sorpresas. De la mano de De Biasi se ha clasificado para el primer torneo de su historia y ganó incluso en el camino a Portugal a domicilio. Puede sorprender.

Grupo B (Inglaterra, Rusia, Gales y Eslovaquia)

Inglaterra es el único equipo que ha ganado todos sus encuentros en la fase de clasificación, pero su grupo en la Eurocopa le exigirá todavía más. Rusia ha crecido mucho tras la marcha de Capello y la llegada de Slutsky y tiene potencial como para complicar a cualquiera. Ni que decir tiene que también Gales, de la mano de Gareth Bale, puede ser un adversario duro en un duelo británico por todo lo alto. Por último, Eslovaquia está en clara mejoría y ya derrotó por ejemplo a España en Zilina en la fase de clasificación. Son tres rivales correosos, incluidas las a priori más débiles Gales y Eslovaquia.

Grupo C (Alemania, Ucrania, Polonia e Irlanda del Norte)

Los alemanes son claros favoritos en un grupo en el que ucranianos y polacos pelearán en principio por la segunda plaza. Ucrania tiene a Yarmolenko y Konoplyanka como grandes recursos ofensivos, aunque hay que ver cómo responde a nivel competitivo en una cita para la que tuvo que recurrir a la repesca para clasificarse. En Polonia el mayor peligro sin duda se llama Lewandowski. Los polacos ya derrotaron a Alemania en la fase de clasificación, aunque en una Eurocopa conseguir repetir tal hazaña parece muy complicado. La cenicienta del grupo es Irlanda del Norte, que debuta en una Eurocopa con muy pocas opciones de clasificarse para los octavos.

Grupo E (Bélgica, Italia, Irlanda y Suecia)

Uno de los grupos más duros. La actual número uno del ránking FIFA, Bélgica, no lo tendrá sencillo ante rivales que le van a exigir mucho. Sobre todo Italia, que de la mano de Conte trata de reencontrarse consigo mismo después de unos años de desorientación. Entre ellos seguramente se jueguen la primera plaza. Dependerá de lo que hagan frente a las otras dos selecciones. Los irlandeses son muy directos y físicos, algo que a los clubes grandes se les puede atragantar. Suecia, por su parte, es un equipo cada vez más discreto (tuvo que recurrir a la repesca ante Dinamarca para clasificarse) pero tiene a Ibrahimovic como estrella y eso es mucho decir. El delantero del PSG deja por fin hacer algo importante con su selección en una gran cita.

Grupo F (Portugal, Islandia, Austria y Hungría)

Grupo muy cómodo para Portugal y Cristiano, que, salvo hecatombe, estarán en los octavos como primeros. Les puede discutir tal honor Austria, que hizo una espléndida fase de clasificación y tiene varios jugadores interesantes como Alaba o Arnautovic. Ya golearon en Suecia en la previa para demostrar que están de vuelta en la élite a lo grande. Islandeses y húngaros son dos selecciones inexpertas, sobre todo la primera. Debutarán en un gran torneo como consecuencia de su buen trabajo en el fútbol formativo y la aparición de la mejor generación de su historia, comandada por Sigurdsson. Los húngaros, a su vez, vuelven a la élite después de muchos años. Tiene mérito, pero la realidad es que su nivel actual sigue estando muy lejos del mejor en un torneo como este.